La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía

Filtrar notas por sección

Texto
Informe especial
HOTELES-OFICINAS
Check-in para ingresar a trabajar

Las nuevas modalidades de empleo que brindan mayor movilidad a los trabajadores y la necesidad de los hoteles de obtener ingresos extras a partir de los salones de eventos que están ociosos, generó un nuevo negocio. Se trata del alquiler de oficinas por horas en establecimientos hoteleros.

Las variables macroeconómicas, los desarrollos tecnológicos, las nuevas modalidades de consumo y de trabajo influyen en la innovación en servicios que puede ofrecer el sector hotelero.
Una de las últimas tendencias es el alquiler de los salones de negocios de un hotel por horas, para que sean utilizados como oficinas.
Muchos trabajadores se trasladan lejos de sus lugares de trabajo para asistir a reuniones, encuentros y citas comerciales. A menudo tienen tiempos muertos y para adelantar trabajo una cafetería o un banco puede ser una alternativa, pero un hotel podría ser una opción superadora. Se trata de un servicio pensado para comerciantes, free lance, trabajadores independientes o ejecutivos que necesitan viajar con frecuencia.
¿Por qué surge esta propuesta? Por un lado, implica para el empresario hotelero una manera de ampliar los ingresos. En época de baja demanda y de pérdida de rentabilidad, el alquiler de los salones de eventos como oficinas por un lapso de dos o tres horas es una manera de generar un ingreso a partir del espacio ocioso. Además, es un servicio complementario que puede mantenerse, aun en épocas de mayor ocupación. Cabe aclarar que se trata de una propuesta que se puede implementar con mayor facilidad en hoteles emplazados en destinos urbanos y en zonas de mayor conectividad.
Por otro, existe un cambio cultural que genera una demanda de espacios de trabajo que garanticen privacidad y conectividad, a un precio accesible.
El trabajo móvil, a partir de las ventajas que generan las nuevas tecnologías, es una tendencia en alza a nivel global, principalmente para fomentar un mayor equilibrio entre la vida personal y la laboral. Su implementación varía considerablemente de un 2% a un 40%, dependiendo del país.
Así lo revela el informe "Trabajar a toda hora, en cualquier lugar: efectos sobre el mundo del trabajo", que publicó recientemente la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y Eurofound.
El estudio recoge una investigación efectuada en 15 países, incluyendo 10 de la Unión Europea (UE): Alemania, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Hungría, Italia, Holanda, Suecia y el Reino Unido, así como en Argentina, Brasil, Estados Unidos, India y Japón.
El porcentaje de empleados que ejercen el teletrabajo y el trabajo móvil varía desde un 20% en Estados Unidos, un 19% en India y un 16 % en Japón, a solo un 2% en Argentina.
En la mayoría de los países un porcentaje importante de empleados efectúa ocasionalmente y no de manera regular el teletrabajo, y esta práctica es más común entre profesionales calificados, a menudo en posiciones directivas, y entre oficinistas, comerciales y autónomos.
Estas nuevas modalidades de empleo implican repensar los espacios de trabajos y las necesidades tecnológicas de los recursos humanos. De modo que varias son las empresas que están adaptando sus productos o servicios a las demandas del trabajador móvil.
Sólo por citar un ejemplo, Hewlett Packard Enterprise desarrolló soluciones para el seguimiento y monitorización en tiempo real de dispositivos móviles y la gestión unificada del acceso a Internet para todos los trabajadores de una compañía; aunque no estén emplazados en un mismo espacio físico.


LA HOTELERÍA SE SUMA AL NEGOCIO.
Para responder a esta nueva demanda el sector hotelero también adaptó sus servicios y propuestas para este perfil de cliente.
Más aún, hace unos años nació la página web Worktel, que permite alquilar salas de reuniones por horas para trabajar en hoteles. El sitio genera sus ingresos cobrando comisiones (un 10%) por cada reserva.
El servicio está activo en las principales ciudades de España, aunque sus fundadores prevén desembarcar en Portugal y México.
Los usuarios pueden montar su despacho por horas en establecimientos de Madrid, Barcelona, Sevilla, Bilbao, Valencia y Málaga, entre otras ciudades. Los precios varían de los € 8 hasta los € 30, aproximadamente; según la ciudad, la categoría del establecimiento y los servicios extras que se contraten.
Para los empresarios hoteleros, en época en que las grandes empresas no demandan la organización de eventos, los profesionales independientes se convierten en un nicho de mercado a captar.
Para tal fin hay que salir a buscarlo, a través de aplicaciones que les permita geolocalizarse y encontrar la oficina que responda a sus necesidades, horarios y presupuesto.
En algunos casos, los establecimientos incluirán en su tarifa para clientes-trabajadores el desayuno o el acceso al buffet. Se pueden reservar salas completas o espacios individuales y, en muchos casos, la anulación de la reserva es gratuita hasta dos horas antes.
Por ejemplo, se puede alquilar un Puesto Standard de 10 a 13 en el restaurante de un hotel. Cuesta € 10 la hora e incluye bloc de notas, bolígrafos, servicio de agua y caramelos. Mientras que un Despacho Individual Privado, que está disponible de 9 a 19, brinda espacio para tres personas e incluye servicio de agua, bloc de notas, bolígrafo y caramelos. El precio es de € 15 la hora.
Por otra parte, cabe recordar que esta tendencia desembarcó en Argentina de manera incipiente. El Alvear Art Hotel, desde que abrió sus puertas en 2013, alquila sus salones corporativos por horas como oficinas. Y el principal cliente con el que trabaja es el corporativo nacional, que busca un espacio privado y sofisticado para sus encuentros comerciales. En el caso del Plaza Hotel Buenos Aires brinda este servicio de manera exclusiva a sus huéspedes.
Sin embargo, en Argentina y el resto de América Latina está disponible la venta de cuartos de hotel durante el día, en packs de 3, 6 y 12 horas. Los sitios web que reúnen está oferta se llaman Byhours.com y Dayuse-hotels.com, e incluyen diferentes segmentos de la hotelería, emplazados en ciudades de Estados Unidos, Europa y América Latina.
En ambos casos poseen aplicaciones que se pueden descargar en iOS y Google Play.
La propuesta es que los trabajadores independientes utilicen las habitaciones como una segunda oficina, dado que todas cuentan con escritorio para computadora personal y wi-fi. A lo que se suma el servicio de room-service, conserjería y el acceso al spa, gimnasio, jardines y demás espacios comunes. A su vez, la ventaja de esta modalidad es que se pueden obtener descuentos entre el 30% y 70% del precio estándar.
Por ejemplo, en una búsqueda sencilla en estas páginas se puede encontrar un cuarto en el NH Jolly New York Madison Towers, disponible de 10 a 16 con un ahorro del 65%.

 
OFICINAS CON AMENIDADES DE HOTELES

En Estados Unidos la compañía Industrious Office abrió en los últimos años varios espacios de trabajo compartido en ciudades como Nueva York, Boston y Dallas. El valor agregado de esta propuesta es que ofrece amenidades típicas de la hotelería, como gimnasio, servicio de conserjería, estacionamiento, valet parking y oferta gastronómica de la mano de marcas locales, como Bribery Bakery, Rockstar Bagels, Taco Deli y Summermoon Coffee. Más aún, la misma compañía define su propuesta como "un hotel 5 estrellas para el trabajo compartido".
Además, el lugar dispone de 83 oficinas privadas en alquiler y un amplio espacio para compartir con otros trabajadores, que se asemeja al lobby de un hotel, por los detalles de diseño, la espacialidad y las vistas panorámicas.