La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Panorama
Sábanas de oro en un hotel de Milán

Se sabe que Milán es sinónimo de elegancia, diseño y moda. En ese sentido, la ciudad italiana es considerada la capital de las compras y de las marcas de lujo –de hecho, en el Quadrilatero d’Oro se encuentran algunas de las tiendas más elegantes del mundo, cuyas vidrieras son verdaderas obras de arte–, y también el corazón financiero de Italia.
Este preámbulo sirve para contextualizar una de las últimas y más excéntricas novedades en el mundo de la hotelería: el afamado hotel TownHouse Galleria ofrece dormir en sábanas de oro por € 5.500 euros la noche. Sí, así como lo lee: el establecimiento –emplazado nada menos que en la famosa Galleria Vittorio Emanuele II, donde encuentran las tiendas y restaurantes más prestigiosos de la ciudad– es el primero del orbe en ofrecer estos codiciados lienzos tejidos con un 40% de oro 24 quilates, fusionado con seda y cashmere para proporcionarle una delicada suavidad.
"Dormir en oro tiene un efecto protector, aporta energía vital, aumenta la autoestima, el valor y la fuerza de voluntad, y amplifica los sentimientos positivos", señalaron fuentes del hotel, reconocido por el alto nivel de sus servicios.
La extravagante idea fue del fundador del TownHouse Galleria, Alessandro Rosso Dubai; el diseño estuvo en manos del joyero Federico Buccellati, y la fabricación a cargo de la prestigiosa firma Piana Clerico 1582.
Además, los huéspedes que así lo deseen pueden adquirir una edición limitada de dichas sábanas, con cuatro fundas de almohada y una funda de edredón. ¿El precio? € 200 mil.
Cabe señalar que las sábanas están disponibles solamente en la suntuosa Seven Stars Ottagono Presidential Suite, ubicada en el tercer piso del hotel, desde donde se obtiene una vista soberbia de la Galleria Vittorio Emanuele II. La suite también cuenta con un enorme televisor de pantalla plana, un gran armario y un elegante escritorio de trabajo. Asimismo, se destacan la ambientación con piezas de diseño y el área de comedor de lujo con cocina privada, además de un elegante salón con acceso a un gran balcón. Otro aspecto que sobresale de la habitación es su baño, decorado con elegantes cortes de mármol italiano en sus muros, una bañera ovalada y una amplia ventana con vistas a la Galleria.
Una vez más, el majestuoso Hotel TownHouse Galleria deja en evidencia que el lujo parece no tener límites.