La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Empresas y Productos
DAVID URIBE FOTOGRAFÍA
Trabajos fotográficos exclusivos para el sector

Ya son más de 100 hoteles con los que David Uribe Fotografía ha trabajado, logrando consolidarse en el sector.

 

 

David Uribe Fotografía es una compañía dedicada exclusivamente al mercado hotelero y de turismo, prestando servicios de fotografía publicitaria de locaciones, arquitectura, alimentos y bebidas, y tours virtuales 360º.

El conocimiento adquirido a lo largo de los años acerca de cómo funciona la hotelería desde adentro ha logrado un alto impacto en el tráfico y ventas en los hoteles con los que trabaja, mediante el sitio web, redes sociales y SEO; éste último con un excelente posicionamiento de imágenes, conseguido gracias a que las fotografías tienen indexado en el respaldo no visible una serie de palabras claves.

David Uribe Fotografía “cuenta con la autorización de Google Street View, lo que le permite generar un tráfico colosal, con miles y millones de visitas, logrando que la gente se motive a hacer clic en las fotografías y se decidan a realizar la compra. Y, por ende, se alcance el posicionamiento de la web.”

Su trabajo con un gran número de cadenas internacionales le ha permitido acumular una amplia experiencia en cuanto a cuáles son las necesidades de los clientes, con la capacidad de mostrar una imagen en la web que capte su atención en tres segundos, lo incentive a dar clic y genere la compra. Así lo afirma David Uribe: “A lo largo del tiempo, lo que hemos depurado es la técnica para lograr captar la atención, sobre todo por Internet, para hacer que en tres segundos una foto sea consumible, que un plato se vea apetitoso, que un hotel se vea acogedor y provocativo. Cuando se trata de una compra reiterada es muy fácil porque ya se ha tenido la oportunidad de cautivar al cliente. Si tienes clientes en el exterior la única opción de atraerlos es a través de la imagen”.

 


¿CÓMO FUNCIONA?

Inicialmente se visita al cliente en cualquier lugar del país y se hace un recorrido por las instalaciones, analizando las necesidades del hotel.

Siempre se trabaja mediante un breef, lo que permite conocer la identidad de la marca; si tiene un manual de estilo fotográfico se acoge a él. Si no lo tiene, se implementa la experiencia de la marca para desarrollar una sesión fotográfica con altos estándares de calidad.

En el momento de la toma fotográfica se realiza un recorrido por el hotel entregando un itinerario con una lista de requerimientos al personal de mantenimiento y ama de llaves, lo que permite una sincronización adecuada, para que el hotelero sepa exactamente donde están los fotógrafos en cada momento.

Finalmente, se procede a la sesión fotográfica, trabajando siempre a favor de la luz natural, escogiendo los mejores momentos en cada espacio para que logre venderse en tres segundos.

“Siempre estamos muy comprometidos con la calidad porque sabemos que el éxito de una buena sesión fotográfica es un éxito en ventas, y eso quiere decir que nos va a permitir seguir escalando también en el mercado”, concluyó Uribe.

 


LA TRAYECTORIA.

Desde 2001 este paisa emprendedor se inició como fotógrafo de destinos turísticos de Latinoamérica, trabajando para un banco de imágenes de Nueva York. En ese camino descubrió la necesidad de los hoteles de tener buenas fotografías, pues generalmente el establecimiento en el que se hospedaba era mucho mejor de lo que había visto en Internet.

Hace aproximadamente 10 años Uribe incursionó en el mundo hotelero. Comenzó a estudiar todo lo referente a este sector desde el servicio, para no cometer errores a la hora de tomar las fotografías: la forma adecuada para hacer un montaje, qué presentar en un salón o en un restaurante, cómo colocar los cubiertos, cómo armar una mesa y cómo organizar una habitación, entre otros aspectos.