La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Actualidad
Bogotá es la capital más competitiva de la región

Con un valor promedio diario de la canasta turística para dos personas de US$ 223,07, Bogotá (junto con Asunción) es la capital más competitiva Suramérica, posicionándose levemente por debajo de Quito (US$ 252,27) pero mucho menos costosa que ciudades como Buenos Aires, Santiago, Montevideo y Río de Janeiro. Los datos surgen de un informe de la consultora Singerman & Makón, especialista en economía y turismo, cuya síntesis fue confeccionada en exclusiva para Ladevi Medios y Soluciones.

De un total de 24 ciudades de distintas regiones del mundo, Bogotá es la segunda urbe más competitiva por sus precios, con un valor promedio diario de la canasta de gastos turísticos para dos personas de US$ 223,07. Así lo reveló una investigación reciente del estudio Singerman & Makon, especialista en economía y turismo, cuya síntesis fue confeccionada en exclusiva para Ladevi Medios y Soluciones.

El valor promedio diario de la canasta surge de calcular el costo total para una estadía de 7 días y luego promediarlo por el total de días de la estadía. El costo es el resultado de la sumatoria del precio de una habitación doble en un hotel 4 estrellas, una comida diaria para dos personas en un restaurante céntrico, entradas para un espectáculo musical y para un museo, un viaje diario en taxi de 5 km. y el costo de una canasta de indumentaria y una canasta de bienes de consumo. Todos los precios fueron expresados en dólar estadounidense, valuados al tipo de cambio oficial vigente al 14 de febrero de 2018.

A su vez, Bogotá se encuentra dentro de la franja de gasto promedio que va desde los US$ 200 a US$ 300, junto con la mayoría de las ciudades de la región incluidas en el análisis, ubicándose por debajo de Quito (US$ 252,27) y levemente por arriba de Asunción (US$ 223,07), la ciudad más económica de la muestra. Respecto a ciudades como Buenos Aires, Santiago de Chile, Montevideo y Río de Janeiro, la diferencia en el valor promedio es un aún mayor, debido a que en éstas el gasto es de US$ 50 a US$ 60 más alto.

Los resultados obtenidos muestran que la ciudad de Bogotá se encuentra en el top 10 del ranking de las ciudades más caras sólo en 1 de las 7 categorías analizadas. Asimismo, resulta ser más competitiva en los segmentos Hoteles, Taxis y Canasta de indumentaria, y en menor medida en los rubros Espectáculos y Museos, hecho que se refleja en el bajo valor promedio diario que registra. En tanto que en comparación al resto de las ciudades resulta ser menos competitiva en las canastas de bienes turísticos y gastronomía.

En líneas generales se observa que la capital de Colombia se destaca por ser más competitiva en el segmento hoteles, taxis y canasta de indumentaria en relación a otras ciudades de la región incluidas en la muestra.

 

HOTELES.

En base al relevamiento realizado, Bogotá es la tercera ciudad más económica para alojarse, con un valor promedio de US$ 80,54 por noche; encontrándose US$ 219,46 por debajo del valor promedio registrado. A su vez, se observa que es más barato hospedarse en Bogotá que en otras ciudades latinoamericanas, como Quito, Montevideo y Buenos Aires, entre otras ciudades.

Para la variable Hoteles, Singerman & Makón relevó el sitio Booking.com, donde realizó un promedio del precio de una habitación doble en 10 hoteles de las siguientes características: cuatro estrellas, desayuno incluido, ubicación cercana a puntos turísticos de cada ciudad y fecha de alojamiento del 19 de febrero al 25 de febrero.

El precio de la habitación se relevó neto de IVA y demás impuestos propios de cada ciudad.

 

GASTRONOMÍA.

De acuerdo al estudio, Bogotá es la décima ciudad más económica dentro del rubro gastronomía, con un valor promedio de US$ 21,83, ubicándose US$ 7,89 por debajo del promedio de la muestra.

Para la elaboración de este apartado del informe fue considerado el costo de un tenedor para almorzar en un restaurante de la zona céntrica. En función de este objetivo, fueron seleccionados tres restaurantes distintos de cada una de las ciudades de la muestra, haciendo hincapié en aquellos ubicados en los polos de mayor concentración turística. Por cada uno de los establecimientos, se procedió a calcular un promedio entre el precio mínimo y máximo de un plato, para luego arribar a un promedio general por ciudad, expresado en dólares.