La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía

Filtrar notas por sección

Texto
Empresas y Productos
GIMNASIOS Y SPAS
Las áreas destinadas al bienestar

En los últimos tiempos la búsqueda de actividades saludables y pensadas para el bienestar integral están en auge a nivel global. En tal sentido, los spas y los gimnasios de un hotel están entre las áreas más valoradas por los huéspedes, ya sea en un viaje de negocios o de placer. Asimismo, estos espacios también pueden convertirse en unidades de negocios rentables para los establecimientos.

En poblaciones sometidas a altos niveles de estrés resulta cada vez más necesario incorporar hábitos de vida saludables, muchas veces de la mano de técnicas milenarias adaptadas a los tiempos que corren y transformadas para aplicarlas de manera segura y efectiva.
"En las últimas décadas, hoteles, centros de bienestar y complejos termales fueron incorporando nuevas instalaciones y tratamientos para la relajación, que aportan mayor bienestar a sus clientes. De hecho van surgiendo nuevas propuestas de equipamiento, tanto a nivel regional como global", remarcó Teresita Van Strate, presidenta de TVS Asesorías Técnicas.
Por su parte, el gimnasio en un hotel se convirtió en uno de los espacios comunes que más valora el huésped, sobre todo los que realizan estancias largas y quienes llevan adelante una rutina saludable.


CULTURA DEL WELLNES. 

En la última década, los spas fueron evolucionando dentro de la estructura hotelera, llegando a convertirse en considerables unidades de negocios.

Cabe recordar que se trata de los espacios donde se ofrecen terapias naturales, tratamientos y actividades relajantes, que permiten a los usuarios recuperar las energías y alcanzar un estado emocional armónico. Asimismo, el concepto de spa se transformó en una definición universal que se utiliza para los espacios donde se ofrecen terapéuticas aplicadas a través del agua como agente energético vital.

En tal sentido, para el equipamiento de estos espacios dentro de un hotel, el hidromasaje es uno de los equipos más elegidos. De hecho, es una de las modalidades de hidroterapia más utilizadas en hotelería. En combinación con otros métodos terapéuticos, como la cromoterapia y aromaterapia, conforma un excelente sistema de relajación.
Asimismo, en el mercado están disponibles diversos tipo equipos de hidromasaje. Un ejemplo son los que trabajan mediante burbujas de aire en circulación ascendente, a través de un cierto número de orificios. Por otra parte, está disponible el hidromasaje por medio de toberas o 'jets'. Este sistema se compone de una red hidráulica que alimenta un cierto número de ‘jets', que arrojan agua mezclada con aire, a una presión predeterminada.
De manera complementaria, los spas están integrados por sauna húmedo, seco, baño finlandés, ducha escocesa, cabinas de masajes y de ozonoterapia, entre otras instalaciones.
Otra de las tendencias es sumar a la oferta de equipamiento opciones de alimentos y cosmética orgánicos y certificados. En ambos casos deben estar elaborados con materias primas de cultivo orgánico, que son las recomendadas para veganos o personas que estén bajo tratamiento oncológico.


UNIDADES RENTABLES.
Por otra parte, cabe remarcar que la cultura del bienestar es sin dudas un gran negocio que suma no solo una mayor expectativa de vida sino que aporta cifras muy convincentes al PBI de los países donde se ofrecen estos servicios. Según estudios realizados por el Global Wellness Institute más de US$ 3,4 billones se mueven anualmente en el mundo y se calcula que es uno de los pocos segmentos en constante crecimiento.
"En América Latina podemos observar que en las grandes ciudades el concepto de Medical Spa se va ampliando. La hotelería, por su parte, va entendiendo que el spa es un valor agregado a su servicio y muchas veces se convierte en un elemento central al momento de definir una reserva. Sin embargo, aún resta que estas instalaciones se conviertan en unidades de negocio. Muchas veces no se conciben los servicios del spa de manera integral, sino que funcionan como instalaciones para uso libre de los huéspedes", comentó Van Strate.


HUÉSPEDES EN MOVIMIENTO.
La hotelería proporciona servicio a diferentes segmentos de viajeros, nacionales, extranjeros, de ocio o de negocios. En cualquier caso, todos se alejan unos días de su entorno habitual y poder contar con un espacio donde mantener la rutina de entrenamiento es un valor agregado para el hotel.
Caber remarcar que contar con un espacio bien equipado ayuda a incrementar los ingresos por venta cruzada y a aumentar la satisfacción de los clientes.
En el caso de los responsables del lugar, deben ofrecer un espacio que sea atractivo y funcional, con los equipos estratégicamente ubicados para aprovechar los metros disponibles y ofrecer un servicio de calidad. Lo ideal es que estas instalaciones estén localizadas en planta baja o primer piso, ya que en caso de emergencia por lesiones físicas el acceso será más fácil. A la vez, es necesario que el gimnasio esté situado lo más cerca posible de las habitaciones para la comodidad de los huéspedes.
Ya sea para los hoteles que están en construcción o para los que están pensando en remodelar o adaptar algún salón para el gimnasio, existen elementos arquitectónicos que se deben considerar. Entre ellos, podemos mencionar la instalación de una iluminación adecuada (lo ideal es aprovechar las ventanas que permiten la entrada de luz natural) y la colocación de suficientes salidas eléctricas para altos voltajes, requeridos para el funcionamiento de equipos cardiovasculares, como las caminadoras y los elípticos.
También se debe considerar la colocación de alfombras para tráfico pesado y la instalación de equipos de aire acondicionado que no generen ruido o buena ventilación de techo. El sistema de sonido y los televisores son los complementos claves a tener en cuenta. Mientras que los vestidores y las duchas deben estar en una zona contigua.
Los equipos de entrenamiento deben estar ubicados por grupos, según su función: para ejercicio cardiovascular, de peso libre y de peso integrado. Lo recomendable es la adquisición de soluciones innovadoras pero pensadas para la realización de ejercicios básicos, para poder satisfacer las necesidades generales de entrenamiento.
Asimismo, son muchos los establecimientos que apuestan a un equipamiento más completo de los gimnasios porque abren esta propuesta a clientes que no son huéspedes. A través de membresía, éstos pueden acceder diariamente a este espacio y complementarlo con el uso de la pileta y los servicios del spa.
Hoy los proveedores ofrecen un equipamiento integral, adaptado a las características y necesidades de cada negocio, ya sea de un pequeño hotel independiente o un resort de 400 habitaciones.
Una de las últimas tendencias son los equipos para realizar ejercicios aeróbicos, que incorporan tecnología digital. Los huéspedes pueden planificar sus entrenamientos personalizados, tener un seguimiento de sus datos de ejercicio en una interfaz multi-idioma, utilizar las opciones de entretenimiento (que incluye televisión y recorridos virtuales) y conectar su dispositivo móvil para acceder a sus aplicaciones preferidas.
Por su parte, los responsables del hotel pueden acceder a estadísticas de uso, como cuál es el equipo más utilizado o días y horarios donde se produce un pico de la demanda. En base a esta información se puede planificar el mantenimiento de las instalaciones o gestionar la rotación de los equipos dentro del centro para maximizar su uso, entre otras facilidades.
A su vez, estos equipos brindan la oportunidad de anunciar servicios y promociones en su pantalla principal, mediante diapositivas y mensajes de texto. En esta plataforma, el hotel puede potenciar su marca y apostar a la venta cruzada con otros comercios y servicios externos.