La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Anticipo
Duro diagnóstico de los hoteleros marplatenses sobre la presión fiscal

En el contexto de un revalúo provincial que llega al 800%, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata y su Zona de Influencia, criticó duramente la mirada fiscal y regulatoria que se tiene del sector.

"Lo que ambas leyes proponen no se cumple, la mirada fiscal y regulatoria del sector le quita competitividad, castigando la inversión privada, presionando hacia la ‘no calidad', fomentando la competencia desleal y poniendo en riesgo el empleo", señala crudamente la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Mar del Plata y su Zona de Influencia, presidida por Avedis Sahakian.
Las normas a las que se refiere la entidad son ni más ni menos que la Ley Nacional de Turismo y su homóloga provincial. A los ojos de los hoteleros marplatenses, ambas son meramente enunciativas a la hora de señalar al turismo como actividad socioeconómica esencial y estratégica, incluyendo su incorporación a regímenes de estímulo iguales a los de otras ramas económicas centrales.

 

APUNTEN, FUEGO.
El blanco en esta ocasión es el impuesto inmobiliario hotelero, "hoy agravado por el revalúo provincial que llega al 800%, generando un efecto en cadena sobre las tasas municipales, bienes personales y en muchas localidad con aumentos en el servicio del agua", apuntaron de la institución.
Los hoteleros afirman que el inmobiliario, dado que contempla tasas progresivas y crecientes en función de la valuación fiscal, provoca una "encerrona" impositiva. La misma se verifica por el hecho de que cumplir con la homologación del establecimiento en una categoría superior -tanto vía superficie de las habitaciones como en prestaciones complementarias- luego es motivo de penalización a través de la carga tributaria. "En el funcionamiento de este esquema se castiga la calidad, parámetro indispensable de la competitividad", completa el documento de la filial marplatense de la Fehgra.
Para que gravar el edificio deje de ser sinónimo de gravar la decisión de actualizarlo, la entidad exige que en el inmobiliario hotelero se reconozca la actividad productiva del inmueble y que se aplique el formulario de la industria.