La Web de Negocios de la Hotelería y la Gastronomía
Texto
Anticipo
La fórmula de la AFIP para que la oferta de Airbnb en Argentina pague impuestos

La AFIP cumplió con la promesa hecha hace casi un año de empezar a cobrarle impuestos a Airbnb. Si bien no hubo comunicación oficial, la fórmula es retenerles Ganancias -vía los bancos- a los anfitriones argentinos, quienes se mostraron sorprendidos e indignados. Además, se espera que en poco tiempo más se aplique el IVA a los servicios contratados por los usuarios de la plataforma.

Si bien la AFIP siempre coqueteó con la idea de empezar a cobrarle impuestos a las plataformas digitales que ofrecen servicios en el país, hasta ahora no había encontrado la fórmula para hacerlo sin entrar en farragosos recorridos normativos ni en estériles regímenes de información. La semana pasada -sin decir "¡agua va!"- debutó la martingala con la cual el organismo recaudador empezó a cumplir la promesa hecha reiteradas veces a los hoteleros de empezar a equiparar impositivamente la oferta de alojamientos de Airbnb.
Pese a que desde el organismo no habían especificado qué impuestos les cobrarían (si IVA y/o Ganancias o si crearían uno nuevo), sí dieron pistas para anticipar lo que sucedió la semana pasada. Esto es porque lo único que habían adelantado era que las tarjetas de crédito iban a ser los agentes de retención.
Es que en la AFIP sabían que para cobrarle los mismos impuestos (fundamentalmente el IVA) a las plataformas radicadas en el exterior que a las empresas domiciliadas en el país se necesita una ley, con lo complicado que esto sería (por algo nunca hubo ni siquiera un borrador).
La martingala para empezar a cobrarle impuestos a Airbnb (en realidad a los que ofertan en la plataforma) fue la retención del impuesto a las Ganancias, lo cual se legitimó desempolvando una resolución de 2000. "Queremos informarte que a partir del 1 de marzo de 2018 nuestros socios de bancos, proveedores de pagos, en Argentina comenzaron a retener y remitir el Impuesto a las Ganancias sobre transacciones en pesos, en los términos de la normativa emitida por la Resolución General 830/2000 emitida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)", fue toda la comunicación oficial realizada, en este caso por parte de Airbnb.
En concreto, los bancos empezaron a retener tasas, que van del 6% a los responsables inscriptos hasta el 28% para los no inscriptos, sobre el dinero que se les transfiere a los propietarios de Argentina por el alquiler de sus inmuebles a través de Airbnb. Los monotributistas están exentos, aunque dependiendo la cantidad de ingresos deberían modificar la categoría o pasarse a autónomos (+ $ 5.000 al mes) y ahí sí pagar el 6%.